Skip Navigation

Nuevo Programa Informático Reduce Errores Quirúrgicos Asociados A “Localización Del Nivel Medular”

Nuevo Programa Informático Reduce Errores Quirúrgicos Asociados A “Localización Del Nivel Medular”

02/06/2019

--Conforme lo demuestran los resultados de un estudio experimental, intervenir el segmento medular equivocado se puede prevenir con el programa LevelCheck

Un programa informático creado por investigadores de Johns Hopkins Medicine podría mejorar la identificación y el marcaje intraoperatorio de los segmentos medulares y evitar así las consecuencias económicas y secuelas físicas que se derivan de operar el segmento equivocado.

El estudio se sustenta en investigaciones previas sobre el algoritmo ‘LevelCheck’, publicadas en abril de 2015 y marzo de 2016. El algoritmo fue concebido y formulado por el doctor, Jeffrey Siewerdsen, catedrático de bioingeniería, informática y radiología de la Facultad de Medicina en la Universidad Johns Hopkins y fundador del Laboratorio de Iconología en Cirugía, Terapia y Radiología. Los hallazgos del presente estudio se publicaron en línea en la revista científica Annals of Biomedical Engineering.

“Si bien intervenir el segmento medular equivocado no es un error que se produce con frecuencia, cuando ocurre, resulta extremadamente abrumador tanto para el paciente como para el cirujano. Con LevelCheck, perseguimos evitar que se produzca este grave error”, explica el doctor, Amir Manbachi, quien, en el curso del estudio, se desempeñaba como adjunto de investigación clínica en el laboratorio del doctor Siewerdsen. En la actualidad, el Dr. Manbachi es ayudante de la cátedra de bioingeniería en la Universidad Johns Hopkins.

Apuntan los investigadores que, según los datos estadísticos, en 1 de cada 3.100 cirugías de columna los cirujanos operan el segmento medular equivocado; sin embargo, este error tiene consecuencias gravísimas para la salud y el bienestar del paciente, ya que puede conllevarle una parálisis y gastos médicos altísimos derivados de las operaciones y los tratamientos adicionales.

La mayoría de las personas tiene la misma cantidad de segmentos vertebrales, a saber, L1, L2, etc., según su localización en la columna. En la actualidad los cirujanos localizan el segmento o “nivel” medular que necesitan intervenir mediante radiografías que obtienen en el quirófano durante la cirugía, e identifican el segmento correcto contando las vértebras en la imagen radiológica; partiendo de un punto de referencia claro, cuentan las vértebras hacia arriba o hacia abajo. No obstante, la lectura de estas radiografías intraoperatorias puede verse afectada por diversos factores, entre ellos, la calidad de la imagen, la posición o el peso del paciente, o una anatomía vertebral atípica. Dichos factores pueden acarrear errores por parte del cirujano al momento de identificar el nivel medular de las lesiones que corresponden a estas estructuras, como en el caso de las hernias discales. 

El programa informático LevelCheck emplea las imágenes de la resonancia magnética (RM) o de la tomografía computarizada (TAC) que se obtienen antes de la operación del paciente. Al introducir los datos de las imágenes en el programa informático, los ingenieros emplean algoritmos matemáticos para comparar los puntos anatómicos de referencia, alinearlos y transmitir el marcaje digital de cada segmento medular desde del equipo de RM o TAC al equipo de rayos X que se usa en el quirófano.

Los segmentos medulares que se identifican mediante LevelCheck se le presentan al cirujano para guiarlo en su valoración del segmento que debe operar.

A fin de ensayar el programa, el equipo de investigadores recreó un quirófano y seleccionó 62 casos de cirugías medulares complejas, de entre 364 realizadas en el Hospital Johns Hopkins entre 2012 y 2016, en las que se intervinieron varios segmentos medulares. De estos casos, eligieron las imágenes radiográficas que, por su calidad, dificultaban la lectura de los niveles medulares. En primer lugar, emplearon la ayuda de un neurorradiólogo para identificar y marcar el nivel de las lesiones medulares en las radiografías seleccionadas; en segundo, les solicitaron a cinco cirujanos que marcaran el nivel de las lesiones de dos formas: con la ayuda del programa LevelCheck y sin ella. Asimismo, los investigadores les enseñaron a los cirujanos, aleatoriamente, algunos de los casos varias veces, para incluir variables como el cansancio y la distracción.

Sin la ayuda de LevelCheck, los cirujanos marcaron los segmentos medulares objetivo de forma incorrecta en una mediana de 14 casos de 46 intentos; sin embargo, cuando los cirujanos usaron el programa informático (antes de marcar los segmentos, o después, para comparar), el promedio de error disminuyó a una mediana de 1 caso de 46 intentos.

Los investigadores decidieron ensayar el programa LevelCheck durante 20 cirugías medulares en vivo, en el Hospital Johns Hopkins; para ello, los cirujanos realizaron el marcaje habitual primero, sin la ayuda del programa, y luego, compararon los resultados con el marcaje que había arrojado el programa. Tanto los médicos como el programa acertaron el marcaje de los segmentos medulares en las 20 intervenciones, aunque el objetivo del ensayo era determinar si los cirujanos podían incorporar el uso de LevelCheck durante las operaciones en vivo.

“Es bastante probable que los cirujanos piensen que no necesitan el programa, porque, en la gran mayoría de los casos, no se equivocan”, afirma el autor principal del estudio, el Dr. Siewerdsen. “Sin embargo, el algoritmo mejora las posibilidades de que acierten”, añade.

Los investigadores aún no han fijado el costo de LevelCheck, pero indican que son necesarios un computador equipado con tarjeta gráfica y un programador informático que sepa utilizar el programa. El equipo de científicos trabaja en automatizar el sistema aún más, de manera que los cirujanos puedan usarlo sin la ayuda del programador.