Skip Navigation

Nueva combinación de fármacos se muestra prometedora para tratar tumores cerebrales infantiles

Nueva combinación de fármacos se muestra prometedora para tratar tumores cerebrales infantiles

03/21/2019

--La combinación de everolimus y carboplatino reduce el avance de los gliomas bien diferenciados y el tamaño de los tumores

Un nuevo tratamiento de combinación que aspira a reducir el avance y el crecimiento de los gliomas bien diferenciados (o de grado bajo) resistentes y recurrentes, ralentizó el crecimiento de tumores y eliminó las células tumorales en los modelos con ratones de laboratorio.

 

Investigadores del Centro de Oncología Kimmel de Johns Hopkins y de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins combinaron carboplatino, un fármaco quimioterapéutico habitual que funciona bien ante estos tumores cerebrales, con everolimus, que actúa como un inhibidor de la llamada enzima mTOR, la cual en investigaciones anteriores demostró impulsar el crecimiento de estos tumores. En los modelos de laboratorio, hallaron que la combinación de estos fármacos aumenta el daño en el ADN de las células tumorales y produce su muerte. Sus resultados fueron publicados en el ejemplar del 14 de febrero de 2019 de la revista Neuro-Oncology.

 

Los gliomas bien diferenciados son el tipo de tumor cerebral más común entre los niños y casi siempre se pueden tratar exitosamente con una intervención quirúrgica. Aun así, algunos pacientes pueden tener el tumor ubicado donde hacer una operación puede ser muy peligroso, como junto a los nervios ópticos o en el mesencéfalo, o pueden correr el riesgo de que los tumores reaparezcan después de la operación.

 

El Dr. Eric Raabe, catedrático adjunto de oncología y experto en tumores cerebrales infantiles en el Centro de Oncología Kimmel de Johns Hopkins, explica que los tumores reaparecen en un 50 por ciento de los pacientes que reciben tratamiento de gliomas bien diferenciados y, debido a eso, necesitarán tratamientos adicionales y quimioterapia. Los tumores recurrentes suelen ser resistentes a la quimioterapia. Los investigadores se preguntaban si la combinación de everolimus y carboplatino sería más eficaz.

 

Cuando el tratamiento fue solo con carboplatino, cuatro distintas estirpes celulares humanas de las células cancerígenas de los gliomas bien diferenciados no respondieron al fármaco, o continuaron reproduciéndose. Asimismo, algunas de las estirpes celulares mostraron resistencia ante el uso exclusivo de everolimus.

 

Cuando el tratamiento de las mismas estirpes celulares fue con una combinación de carboplatino y everolimus, las células murieron o se multiplicaron a un ritmo más lento; y los investigadores observaron resultados similares en los modelos con ratones, sin evidencia de toxicidad adicional.

 

“Observamos una inhibición de crecimiento dramática después de administrar tan solo una concentración leve de everolimus combinada con carboplatino”, comenta Raabe. “Descubrimos que everolimus interrumpe un mecanismo imprescindible que las células cancerígenas utilizan para eliminar los efectos tóxicos del carboplatino. La capacidad que everolimus tiene de aumentar la potencia del carboplatino sugiere que esta combinación puede usarse eficazmente con pacientes”.

 

En un ensayo clínico anterior en el 2014, Raabe y otros investigadores confirmaron la inocuidad relativa de everolimus, el fármaco que bloquea mTOR en pacientes infantiles con gliomas bien diferenciados, y descubrieron que algunos pacientes mostraron una respuesta al fármaco. Pero nunca examinaron el tejido tumoral de esos pacientes para comprender la función molecular de mTOR.

 

“El ensayo clínico actual sobre el uso de everolimus en pacientes infantiles con gliomas bien diferenciados, realizado a nivel nacional, requiere que se haga una evaluación de tejido tumoral de cada paciente para la expresión de marcadores de mTOR que podrían predecir la respuesta a everolimus”, dice Raabe. “De esta manera, esperamos poder identificar quién tiene las mejores probabilidades de responder al fármaco para que podamos acercarnos a nuestro objetivo de ofrecer el fármaco adecuado, al paciente correcto, en el momento preciso. En el futuro, quizás seamos capaces de administrar everolimus junto con carboplatino a pacientes con expresión elevada de mTOR. En función de nuestra investigación, nuestra predicción es que estos tumores se mostrarán resistentes al carboplatino mientras no ataquemos al mismo tiempo con un agente que provoque un bloqueo de mTOR.”